22.2.12

Fakegate: los malos, los buenos y los tontos.

Cuando un debate que se supone científico se plantea en términos de buenos y malos, es que estamos ante algo que se ha podrido en esa discusión. Nada nuevo en el horizonte, lo de siempre  cuando se trata de la climatología alarmista, sus trapicheos y sus predicciones que no predicen nada.





Pero resulta que el salvamundos por excelencia de la afirmacionía celtibérica, el ínclito Ferran (aka Don Ciencia), en su blog "Usted no se lo cree", ha dedicado una entrada que mezcla falacias, ad-hominem, sesgos, lenguaje repipi, y razonamientos de víctima de la Logse, es decir la típica bazofia a que nos tiene acostumbrados a los masoquistas que seguimos su blog, aún que lo hagamos con el mismo interés con el que ves las evoluciones de las orugas en un terrario. El título de por si ya es grotesco: Niños: fumad y escalfaos, que así os ultraliberaréis (Heartland Institute). Vamos por partes.

1.- Antecedentes. "Los malos"

Resulta que hace unos días salieron a la luz unos documentos internos de The Heartland Institute, grupo de presión que se encuadra en la derecha norteamericana, en los que se revela que este año ha aumentado sus fondos dedicados a "difundir" el escepticismo climático en una cantidad de 7.5 millones de dólares.

Para hacerse una idea de que tipo de proyectos se financian, está el caso paradigmático de Anthony Watts, el creador de watts up with that, que tuvo una iniciativa para mejorar, primero, la calidad de los datos de temperatura superficial (denunció que se estaban generando datos espúreos por la situación de los instrumentos cerca de edificios, maquinaria, pavimentos... y consiguió que la NOAA -National Oceanic and Atmospheric Administration- lo tomara en cuenta); y después, la puesta en marcha de una web en la que se publicarán los datos brutos de las estaciones de una manera trasparente, a partir de los nuevos datos oficiales de la NOAA, que los publica de una forma opaca no accesible al público. El primer caso fue promovido por voluntarios y desembocó en  surfacestacions.org, pero el segundo necesita de financiación y Anthony acudió a The Heartland Institute, que accedió con una subvención de 88000 dólares durante 2011. Lo cuenta en persona el propio Anthony en su entrada Some notes on the Heartland Leak, donde además da un repaso al tratamiento de la noticia por medio de los periodistas climáticos de diversos medios.

2.- "Los buenos"


No soy muy amigo de argumentaciones tipo "y tu más", pero el caso aquí no es un simple tu más, es un tu mucho, mucho, mucho más. Quiero decir, que ponen el grito en el cielo por una subvención de 7.5 millones de dólares, y se olvidan de las cantidades de subvenciones que recibe el afirmacionismo, de fuentes tanto públicas como privadas. Veamos:

  • Greenpeace. Oficinas en 40 países, con 2.8 millones de afiliados, 1200 activistas y un presupuesto para el 2011 de 310 millones de dólares. (+ info)
  • Sierra Club. Ecologistas norteamericanos con 1.4 millones de afiliados, con un presupuesto de 88 millones de dólares en 2011 y 100 millones (su récord) para 2012. (+ info)
  • Natural Resources Defense Council. Agencia norteamericana también, con 1.3 millones de afiliados, 400 empleados y un presupuesto de 95 millones de dólares. (+ info)

Supongamos que no existieran más organizaciones ecologistas (JA!), ni absurdas subvenciones a "fuentes de energía verdes", ni bonos de Carbón, ni campañas mundiales como la de Al Gore, etc... y estas fueran las únicas patas del lobby verde. Y para compensar consideremos que la financiación de el escepticismo fuera solo por parte de The Heartland Institute. Bien, pues la cosa quedaría así:


Las comparaciones son odiosas ¿verdad? Pues espera a ver los tontos:

3.- "Los tontos"

Cuando hay una filtración del tipo relatado, lo primero que la gente se pregunta es de donde proviene. Y cómo se suele coger antes al mentiroso que al cojo, uno de los principales sospechosos terminó confesando. Se trata de Peter Gleick, un super héroe de "la Ciencia", presidente y cofundador del Pacific Institute, cuya firma incluso figura en un documento sobre La Integridad de la Ciencia y el Cambio Climático en la prestigiosa revista Science. Bueno pues resulta que su integridad ha quedado bien clara cuando ha reconocido que fue el que filtró a los medios los documentos privados de The Heartland Institute, lo cual le ha costado de momento que  le hayan echado de “Task Force on Ethics” en la American Geophysical Union (-->) y que le hayan dimitido de el National Center for Science Education (-->). Eso si, está muy apenado:
[...]Mi juicio estaba cegado por mi frustración con los esfuerzos en curso -a menudo desde el anonimato, bien financiado y coordinado- para atacar a la ciencia del clima y a los científicos para evitar el debate, y por medio de la falta de transparencia de las organizaciones involucradas. Sin embargo, lamento profundamente mis propias acciones, en este caso. Ofrezco mis disculpas personales a todos los afectados.[...]
Se puede seguir el asunto en los sitios habituales, WUWT tiene una entrada en la que va actualizando las novedades, el propio Instituto Heartland ha habilitado una página específica sobre el asunto, y en español puedes/debes visitar el análisis correspondiente en Plaza Moyua (Científico ecologista confiesa su engaño. Peter Gleick. Y El Mundo con el culo al aire).

¿Y qué pinta Don Ciencia en todo esto? Pues pintar no pinta nada el hombre, pero dedica una parte de su infumable artículo mencionado al principio, a atacar a Plazaeme, a su primer artículo sobre el asunto (Los alarmistas del clima señalan el dinero … y se llevan un bofetón.) y por simpatía a todos los lectores y comentaristas de su blog a los que nos trata como la clá: 

Por su parte, el soldado más prominente del negacionismo celtibérico, Lois Careaga, editor del web Plaza Moyua, fue el primero en responder (se refiere el artista al enlace anterior) raudo a la solicitud de auxilio emitida por los jefes. Su claca intentó desviar la atención hacia mí en los comentarios, empleando el imprescindible ad hominem, pero los demás no le siguieron demasiado en esta ocasión, y se centraron más en su voluntad de contribuir económicamente a la causa, sin que nadie se lo pidiera. ¿O si?
¿Pero es que este cenutrio piensa que blogs prestigiosos, premiados y reconocidos en todo el mundo, precisan de la ayuda de un blog español, en el cual ni siquiera el clima es su único tema? En Plaza Moyua se denuncian diferentes tropelías y desde luego el timo climático es un tema recurrente. Y hablando de la clá, que te parecen los comentarios que hay en tu propio blog, cosas como: “Excelente Post Ferran, sencillamente excelente!!, “Un retoque de sutilezas que dejan entrar luz donde hay oscuridad, muchas gracias Ferran.”, "Enhorabuena por tus post Ferrán. Tus post son geniales y clarificadores". Y poca más sustancia se puede leer en tus comentarios, entre otras cosas porque censuras según tu paranoica netiqueta: "3.-  Sospecha de actitud negacionista del remitente, profesional o no, coordinada o no". Y esa es una de las razonas por las que me he sentado ha escribir aquí, porque allí me censuras a tu libre albedrío. Lo cual me importa un carajo, por cierto.

Sólo una persona habló de contribuir económicamente a la causa, y lo hizo porque es una persona generosa que lo hace habitualmente con los blogs o iniciativas que le gustan. Claro que tu careces por un lado de generosidad, no siendo la que venga del dinero público y/o ajeno, claro, y por tanto no te cuadra este tipo de actitudes; y por otro lado, ya sabes, piensa el ladrón que todos son de su condición, eso no cambia y está en el código genético de los progres trasnochados del tipo que tu demuestras ser día a día.

Sigue el artista:
Porque salir, al día siguiente, defendiendo que una cosa es el dinero y la otra las ideas, a la vista de tamaña porquería en tan poco espacio, revela la precipitación y el nerviosismo que atacó súbitamente al movimiento cuando los papeles salieron a la luz.[...]
¿Nerviosismo? ¿Porqué? ¿Porque se demuestra que una organización financia actividades de difusión del escepticismo climático por una cantidad insignificante en comparación con el mastodonte alarmista? Vamos hombre, ¿A quién pretendes engañar?.

E insiste:
[...]La falta de finezza propia de la celtiberia negacionista se manifestó así en toda su grandeza imperial. No ha sido la única reacción porque hoy, al conocerse quién fue el personaje que consiguió los documentos, y bajo el título Científico ecologista confiesa su engaño, arremete contra El Mundo como si esta revelación desautorizara el contenido de los mismos, que califica de falsificados[...]
Qué no, que eso no desautoriza los documentos, qué el problema es que los documentos no demuestran nada más que la lucha es totalmente desigual, y por eso muchos medios, instituciones, científicos subvencionados y personajes directamente chiflados, se siguen tragando como papilla todo lo que huela a Apocalipsis climático. Lo que demuestra la figura del personaje que ha filtrado los documentos, una vez más, es la catadura ética y moral de los alarmistas climáticos. Pero en vez de aprender, rectificar y cambiar la praxis, insistes en seguir hozando en el charco de la mala ciencia, muy bien, pues allá tu, algún día, más pronto que tarde, tu blog será una muestra más del caracter seudocientífico,  doctrinal y maniqueo de la religión del Apocalipsis Climático.

También recomienda Don Ciencia que nos pasemos por su museo de malignos Think Tanks (según el es dificil de traducir, yo creo que no hace falta, hay una palabra que se entiende perfectamente: lobbies, incluso en castellano existe la expresión grupos de presión), a través de estos crípticos enlaces: Listado de think-tanks activos en el negacionismo climáticoListado de front groups activos en el negacionismo climático. Por favor, visitad los enlaces y decidme si conocéis alguno de ellos. Seguramente no, pero seguro que quedas con la impresión de que sumados todos caben en una muela de Greenpeace, o de WWF.

En fin, no quiero meterme con el resto de tus demagogias, tus paranoias y tus fantasmas internos (y las de muchos como tu, por cierto, aunque cada vez menos), se auto-descalifican para cualquier persona con dos dedos de frente y con una pizca de pensamiento independiente. Creo que nada que no pase por un tratamiento psiquiátrico puede hacer nada más por ti. Y ya lo siento.

---
Fuente de la imagenFakegate: The Increasing Desperation of the Alarmists, Energy Tribune

6.12.11

A más contexto, más evidencia de la absoluta falta de praxis.

Parece mentira que esta gente del cambio climático, siga con el asunto del contexto como si los correos profesionales destapados, no fueran suficiente contexto de lo que se cuece entre bambalinas (osea en su contexto) en  la versión alarmista, política y sectaria de la Climatología oficial.

Y lo más gracioso es que cuando "ponen en contexto" un determinado correo, quedan todavía más con el culo al aire. Es el caso que nos cuenta Plaza Moyua a partir de una entrada de Matt Ridley en The Rational Optimist: The importance of context. En resumen se trata de un correo en el que se le hace un traje a Ross McKitrick, el economista que junto con el matemático Stephen McIntyre (de Climate Audit, otro de los blogs escépticos de excelencia),  destaparon (y de paso descuartizaron) el famoso Palo de Hockey de uno de los obispos del calentamiento apocalíptico, Michael Mann. Se le acusa en este correo de una manera insultante porque "rechazaba el cambio climático" a partir de las "tendencias de temperatura en Erie, Pennsylvania, de los últimos 50 años (esto lo digo de memoria) que mostraba un enfriamiento. Esto por sí mismo no prueba nada, pero al leer el pié de gráfico vi que la tendencia era ¡¡para las temperaturas de octubre y noviembre!! Así que una estación durante dos meses constituye su refutación del calentamiento global. Un modo de polemizar aun más bobo que el del también economista, Lomborg.".

Por tanto el correo, independientemente del tono insultante y cafre, que es meramente una cuestión de estilo (y de educación), dejaba por los suelos a Ross, lo cual demuestra también que no hay sesgo en la revelación de correos, fueron "desclasificados" en base a búsquedas generales o por citaciones a personas, independientemente de que el resultado sea a favor o en contra de los afectados.

La cuestión es que lo que Ross McKitrick había escrito estaba relacionado con unas afirmaciones de David Suzuki en TV Ontario, que le habían llamado la atención: Cuando era un niño -decía Suzuki-, en London, Ontario, el invierno solía llegar a finales de octubre, pero ahora se ha calentado tanto que el invierno no entra hasta mucho más tarde. El calentamiento global, sabes. No se trata de los subibajas, sino que lo que nos debe de preocupar es esa rápida tendencia de calentamiento. Así que Ross lo que hizo fue tomar los datos oficiales y comprobar que la tendencia no había sido hacia el calentamiento sino hacia el enfriamiento, en resumidas cuentas que en ningún momento intentó refutar el calentamiento global sino comprobar la falsedad de las afirmaciones de Suzuki. Y refutadas quedaron estas como se puede ver en el artículo. Así que ni era un "idiota", ni hace falta ser climatólogo para desarmar los embustes de The Team. Sólo hace falta no tomártelos como acto de fe y hacer las comprobaciones oportunas con los datos.

Y para tomarse un poco a coña el asunto (y para compensar el asco), tenemos este vídeo de unos especialistas en ello, los chicos de Minnesotans For Global Warming, que han cogido el trailer de una película de espías, Tinker Tailor Soldier Spyy cambiado las voces originales por otras con alguna de las frases de esta segunda ronda de correos electrónicos destapados:



---
Imagen robada en Climate Change Dispatch

25.11.11

Climategate 2.0 y la escusa del contexto.

Bueno, pues ya han pasado varios días desde que se destapó la nueva tanda de correos electrónicos entre los gurús del alarmismo climático y ya ha dado tiempo a leer una buena muestra de ellos. Recuerdo que para una lectura confortable (o su impresión) puedes descargarte los correos en PDF desde mi entrada anterior. Pero para hacer búsquedas y bucear entre el lodazal de los 5349 correos, lo mejor es acudir a buscadores de la web como este (más claridad en los resultados) o este (curiosamente en una página ecologista).

Aunque para ser práctico siempre puedes visitar la selección y análisis de los correos y noticias más importante que va destacando la blogosfera escéptica en inglés: Watts Up With That?, Bishop Hill, No Frakking Consensus..., o en español: Plaza Moyua (aquí o aquí) o en Desde El Exilio. También puedes utilizar el Buscador del Escéptico Climático para ver las últimas noticias en toda la blogosfera escéptica.

La escusa de la tropa del Alarmismo Climático no ha variado ni un ápice, y siguen basándose en que no son documentos científicos y que están fuera de contexto. Y yo por más vueltas que le doy, no se a que tipo de contexto se refieren. Conocemos a los protagonistas, conocemos la temática, conocemos las controversias de las que hablan... ¿Qué se supone que necesitamos para tener el contexto apropiado? ¿Cómo iban vestidos? ¿Dónde estaban en el momento de mandar el email? ¿Qué tiempo hacía? ¿El estado emocional de los protagonistas?... En fin a mi me parece que nada esto es relevante. Y menos para analizar frases como esta:



¿Cómo debemos tratar con los defectos dentro de la comunidad del cambio climático? Creo, que nuestra reacción de los errores encontrados en el trabajo de Mike Mann no fueron especialmente honestos. 

Mail original (#1656)
O esta:

  • Alex Kirby sobre la imparcialidad (ja, ja) de la BBC.


...estamos siendo constantemente vapuleados por los chalados -escépticos, es de suponer- por no darles ningún tipo de cobertura, especialmente como dices, con la Conferencia del Clima en el horizonte, y al ser el objetivo la imparcialidad (ho ho) en la BBC, hay una expectativa en algunos sectores para permitir que de vez en cuando digan algo...


Mail original (#4894)

O esta otra:

  • Phil Jones, en el ojo del huracán de nuevo, se ha preocupado de "poner en contexto" algunos de los correos en los que aparece citado, pero a la vista del resultado, mejor que se hubiera callado.


Colocando [en el IPCC] gente que conocemos y en la que confiamos es de vital importancia - de ahí mi comentario sobre el grupo de los tornados.
Contexto según Phil Jones
Esto está relacionado con la selección de autores de capítulos no designados por el IPCC que han contribuido, sobre los que no tengo ninguna influencia. Me refiero a científicos en los que se podía confiar para escribir textos concisos y claros.


Mail original (#0714)


Hay miles de ellos, supongo que cada uno tendrá su "contexto particular", pero lo relevante de estas conversaciones, a mi modo de ver es que la ética, la objetividad, la imparcialidad y el método científico, ocupan un lugar muy secundario en la escala de valores de estos científicos, que llevan años intentando convencernos de que el mundo se acaba, que es por nuestra culpa, y que todo lo que se salga de ese marco no es Ciencia. Desde luego apañados van.

---